Cierran Castillo Drácula por la amenaza que habita entre sus cuartos

0
85

Las autoridades han impedido el acceso al Castillo Drácula, ubicado en Rumania, debido a que una amenaza podría poner en peligro a los turistas.

Todo comenzó cuando un grupo de estudiantes se encontró con una familia de osos pardos y la policía tuvo que intervenir para que los visitantes pudieran regresar sanos y salvos al autobús.

Así es, la fortaleza de Poenari, construida en el siglo XIII, que habitó el príncipe Vlad Tepes en el XV, no tiene vampiros pero sí representa un riesgo.

Por ello, la prefectura de Arges impide que cualquier humano suba los mil 480 escalones que llevan hasta sus puertas hasta que se decida el futuro de los animales.

“El ministerio del Medio Ambiente nos dio luz verde para que los cuatro osos sean capturados y trasladados, pero ahora tenemos que decidir dónde los enviamos“, indicó el prefecto Emilian Dragnea en un comunicado.

Con información de El País.