Compra en el Buen Fin sin ser engañado; sanción económica de los 500 mil pesos hasta 1 mdp a negocios que reciban quejas

0
11

México, 14 de noviembre del 2017.- Suspensión de venta de los productos o incluso una sanción económica son algunas de las consecuencias a las que se expondrán los negocios que reciban quejas por parte de los consumidores, durante las promociones del Buen Fin, a celebrarse los días 17, 18, 19 y 20 de noviembre.

El delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor, Pedro Luis Morales Figueroa  invitó a la ciudadanía a que se prevenga antes de realizar alguna compra, con el objetivo de que se eviten las quejas y malos entendidos, sobre todo en los productos que involucra aparatos electrodomésticos, telefonía celular y constructoras, siendo estas las quejas más frecuentes que se presentan de manera general por cuestiones de la exposición del precio.

La autoridad señaló que las personas deben de verificar de manera cuidadosa el que los precios se encuentren exhibidos con datos claros, así como que les especifiquen la forma de pago, ya sea de contado o pagos quincenales, así como el tipo de restricciones que conlleve dicha compra.

“Que pregunten bien para que su compra sea segura y después no esté pasando otra cosa, eso es lo que le pedimos a la gente, todas las promociones y publicidad que tengan en las tiendas que vayan a comprar, y nosotros estaremos al pendiente”, puntualizó.

Las sanciones que podrían recibir los establecimientos que evadan las especificaciones solicitadas por parte de la misma autoridad, van desde inmovilizar productos que no cuenten con alguna especificación y suspender su venta, así como pueden recibir una sanción económica que va desde los 500 mil pesos hasta el millón.

Morales Figueroa comentó que como parte de este operativo reforzado en estos cuatro días de promociones comerciales, se estará al pendiente para atender los llamados de consumidores inconformes, debido a que durante este tiempo las quejas incrementan, aunque se intenta de lograr llegar a una solución entre el negocio y el consumidor, antes de que el afectado solicite recurrir a otra instancia legal.

Con información de El debate