Desesperadamente rescatistas buscan a sobrevivientes por Harvey

0
12

HOUSTON.-Rescatistas comenzaron el jueves a revisar cuadra por cuadra decenas de miles de viviendas en Houston, golpeando puertas y gritando en busca de cualquier persona que se haya quedado rezagada en las fétidas inundaciones de Harvey. Hasta el momento, la tormenta ha causado daños en 87.000 casas y ha destruido por completo casi 7.000 en todo el estado.

En otras partes, la pérdida de electricidad en una planta química inundada provocó explosiones y un incendio, mientras que la localidad de Beaumont, cerca de los límites con Luisiana, perdió su suministro de agua pública. Los remanentes de la tormenta se adentraron en el país, provocando alertas de inundaciones en zonas tan al norte como Kentucky.

Más de 200 bomberos, policías y miembros de un equipo urbano de búsqueda y rescate peinaron el vecindario Meyerland en busca de sobrevivientes y cadáveres. Gritaron “Departamento de Bomberos”, golpearon puertas y se asomaron por ventanas durante sus revisiones. Las calles estaban secas, pero repletas de muebles, alfombras y madera podrida.

“No pensamos que vayamos a encontrar más personas, pero estamos preparados en caso de hacerlo”, dijo el jefe de distrito del Departamento de Bomberos de Houston, James Pennington.

Confirmaron que la cifra de muertos es de 39, aunque se prevé que aumente. Sin embargo, hacia el mediodía, el comando central temporal que se instaló en el estacionamiento de un J.C. Penney no había recibido más reportes de cadáveres encontrados en las búsquedas, las cuales podrían tomar hasta dos semanas.

A diferencia de lo ocurrido tras el paso del huracán Katrina en Nueva Orleans, el personal utilizó dispositivos de GPS para registrar las viviendas inspeccionadas, en lugar de marcarlas en el exterior con pintura neón. Eso evitó dar aviso a posibles ladrones de casas vacías.

Los estallidos en la planta Arkema Inc. del noreste de Houston también dieron origen a llamas de entre 9 y 12 metros (30 a 40 pies) y una columna de humo negro. El fuego se extinguió alrededor del mediodía, pero el personal de emergencia se mantuvo a distancia debido al peligro de que también pudieran estallar otros ocho contenedores ubicados en el complejo. No se reportaron lesionados de gravedad.

La más reciente evaluación estatal de daños reveló un extenso grado de destrucción. Las cifras del Departamento de Seguridad Pública de Texas indicaron que casi 50.000 viviendas sufrieron daños menores, 37.000 sufrieron daño considerable y al menos 6.800 quedaron destruidas.

Alrededor de 325.000 personas ya solicitaron ayuda federal de emergencia tras el paso de Harvey. Se han pagado más de 57 millones de dólares en asistencia individual, de acuerdo con la Agencia Federal de Manejo de Emergencias.

con información de el nuevo herald