Desmiente director de mercados acusación de cabildo ciudadano

0
12

IRAPUATO; GTO. – MIÉRCOLES 08 DE NOVIEMBRE DEL 2017.- Daniel León Morales, Director de Mercados Municipales, desmintió categóricamente que haya mal utilizado información o falseado documentación para ingresar a la Administración Pública del Gobierno Municipal de Irapuato, como lo acusan organizaciones de comerciantes y asociaciones civiles a través de redes sociales y medios de comunicación que publicaron la nota informativa de referencia.

Concretamente se le señala de contar con antecedentes penales, no obstante, el Abogado Daniel León Morales, mostró copias de los documentos emitidos por la Sub-Procuraduría de Justicia, en los que se desmiente la acusación por parte de personas debidamente identificadas de las que prefirió omitir sus nombres, lo anterior con la finalidad de guardar la secrecía de la carpeta de investigación.

Precisamente en la carpeta de investigación 113984/2017 de fecha 06 de noviembre del año en curso, se le acusa al Director de Mercados, Daniel León Morales, por el supuesto uso de documentos públicos o privados falsos.

Con la misma fecha, bajo el oficio número DP/3676/2017, expediente número 113984/2017, emitido por la C. Lic. Claudia Elizabeth Mota Ávalos, Directora de Procesos de la Sub-Procuraduría de Justicia de la Región “B”, dirigido al Agente del Ministerio Público, Jorge Alberto Martínez Cervantes, textualmente señala:

“En contestación a su oficio 4530/2017 de fecha 06 de noviembre del 2017, al respecto le informo que una vez que se revisó el sistema de cómputo, con que cuenta esta Dirección de Procesos, de la Sub-Procuraduría de Justicia, Región “B” a mi cargo, NO se encontraron registros a nombre de Daniel León Morales”.

Ante tales circunstancias, el servidor público advirtió que procederá penal y legalmente contra quién o quienes resulten responsables, pues la falsa acusación le afecta de manera personal, laboral y profesional; lo haré, dijo, en los términos que me permite la Ley como Abogado que soy, pues a todas luces se aprecia que la falsa acusación es eminentemente con fines y tintes políticos, pero, sobre todo, carente de sustento.