El falso “Frente”: Bárbara Botello

0
22

El falso Frente

Por: Bárbara Botello

Ellos le llaman “madurez para sumar esfuerzos”, pero en realidad es un Frankenstein, producto de la alquimia política… es la llamada coalición Por México al Frente, que mezcla al agua y el aceite en cuanto a ideología partidista.

La coalición está formada por el PAN, PRD, y Movimiento Ciudadano; sí, es extraño ver a la derecha y a la izquierda conviviendo en su búsqueda por el poder. Es un experimento ideológico que ya les ha dado resultados antes, por lo menos electorales. Ahora consideran elevar esta fórmula a su máxima potencia para intentar hacerse de la Presidencia de la República en 2018.

En el camino han dejado varios damnificados, militantes de cepa que prefirieron renunciar a sus partidos antes de ver cómo sus dirigentes borraban de un plumazo los años de lucha por tratar de convencer bajo una identidad, que ahora no tienen, al pueblo de México sobre cuál debe ser la mejor forma de gobierno.

Y lo triste es que a estos líderes partidistas no les importan los ciudadanos, se mueven más bien por ambiciones personales.

Así lo ha demostrado el hoy ex dirigente nacional de PAN, Ricardo Anaya, quien renunció a la presidencia albiazul para intentar convertirse en candidato, primero del PAN, y después de la coalición. Porque todo lo habían negociado ya: desplazaron a Miguel Ángel Mancera, quien terminó quedándose en la jefatura de gobierno de la Ciudad de México, y cerraron la posibilidad de una contienda interna en la que participara la hoy expanista Margarita Zavala y el ex gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle.

Pero la realidad es que Anaya lo tenía todo listo -coqueteo incluido con el gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez- para que él y solo él fuera el candidato; por eso uso los tiempos oficiales que tiene su partido a través del Instituto Nacional Electoral (INE); tenía que promover su imagen a como diera lugar, a cosa de los ciudadanos.

El PAN y el PRD no tienen nada que hacer juntos. Incluso, los últimos mensajes y propuestas del líder panistas los encaminan peligrosamente al populismo, en un afán por ganar adeptos. La alianza, en todo caso, debería ser PAN – Morena.

¡Nos leemos la próxima semana!