Ex Toros se van a Colombia y logran el ascenso

0
1

Colombia, 7 de diciembre del 2017.- Ex jugadores de los Toros lograron ser campeones en el futbol colombiano y con ello han conseguido el pase a Primera División, así fue el caso del delantero Michel Vázquez, quien apenas el torneo anterior estuvo con Celaya, así como Daniel Duarte, defensor hace algunos años de los Cajeteros.

Este miércoles se cerró el Torneo Águila 2017, campeonato de segunda división del fútbol colombiano, con el juego de vuelta de la gran final entre Itagüí Leones y Boyacá Chicó Fútbol Club. El equipo boyacense logró quedarse con el título del torneo, tras derrotar por 5-3 en la tanda de penales a su rival, luego de empatar 1-1 en los 90 minutos reglamentarios, mismo marcador que registró la serie de 180 minutos.

Para Chicó era necesario quedarse con el título para poder regresar a la primera división, pues de lo contrario deberían enfrentar una serie ante el Cúcuta Deportivo, que fue el equipo mejor ubicado en la reclasificación después de Leones. Los de Antioquia ya tenían su cupo asegurado a la primera división, por lo que no presentaban mayores preocupaciones. Así las cosas, la visita desde el inicio del juego mostró mayor afán por dominar el balón, mientras Leones basaba su juego en un esquema táctico que le permitiera contrarrestar los avances boyacenses y aprovechar cualquier vacío que generara su rival en la defensa.

El primer tiempo transcurrió sin mayores novedades. Chicó atacaba con Felipe Ponce y Moisés Riascos, mientras Leones intentaba asustar con la velocidad de Jeison Medina. Justamente Medina fue quien logró romper la paridad, pues segundos antes de la finalización de la primera etapa logró romper la resistencia del portero José Huber Escobar, dándole así el título momentáneamente a los de Antioquia, y enviando por consiguiente a Chicó al repechaje, partido que justamente había sido muy discutido por el presidente del equipo boyacense, Eduardo Pimentel.

La segunda etapa mostró a un Chicó aguerrido y decidido a buscar el gol que les llevara a la serie de penales, hecho que solo tardó siete minutos, cuando Michael Vásquez anotó para hacer soñar a los boyacenses. En adelante fue la visita la que más tuvo el balón, buscando romper la portería de Arled Cadavid, que tuvo una buena presentación ante los continuos embates de Chicó. Sin embargo todo pareció derrumbarse para la visita a los 81 minutos. El juez central determinó como penal una falta en el área boyacense; las protestas no se hicieron esperar, pero la decisión del colegiado no cambiaría. Frente a la pelota se ubicó Sebastián Gómez, que había ejecutado recientemente tres cobros penales “a lo Panenka”, elevando la pelota con suavidad al centro del arco. Escogió esta vez el mismo tipo de ejecución, pero parecía que Escobar ya conocía su tipo de ejecución y no se movió, por lo que le fue fácil atrapar el balón. Las acciones continuaban empatadas, y Chicó se fue con toda su artillería a buscar la victoria. De hecho, a pocos minutos del final tuvo el triunfo con un balón de Ponce que, infortunadamente para ellos, pegó en el horizontal. Los segundos se fueron y así el título debió definirse desde los fatídicos doce pasos. Causó curiosidad que a dos minutos del final, el arquero suplente de Leones, Cristian Arroyave, fue ingresado en reemplazo de Cadavid.

La serie la inició cobrando Chicó; Felipe Ponce anotó su cobro. Por Leones empató Edisson Restrepo. Chicó de nuevo se adelantó gracias al uruguayo Miguel Barreto; de inmediato Leones emparejó gracias a Mateo Muñoz. El tercer cobro de Chicó fue efectivo gracias al mexicano Michel Vásquez; mientras tanto Felipe Jaramillo puso el 3-3 para Leones. A continuación el portero de Chicó, Escobar, anotó el cuarto lanzamiento. La responsabilidad para Leones recaería en Mateo Serna, que cobró a la mano izquierda de Escobar pero sin mayor colocación, lo que facilitó a Escobar atajar el lanzamiento. Era el 4-3 y tanto el título como el ascenso estaban en los pies de José Luis Mosquera Moreno. El jugador de Chicó cobró con potencia, engañando a Arroyave, para darle a los boyacenses el título de campeones del Torneo Águila 2017 y el ascenso a la primera división, que habían dejado justamente un año atrás. Tanto Chicó como Leones se convirtieron entonces en los nuevos inquilinos de la A en Colombia, en detrimento de Cortuluá y Tigres, que deberán luchar por su regreso a la primera división en el Torneo Águila 2018.

Formaciones: 

Leones: Arled Cadavid (Cristian Arroyave, 89′); Daniel Osorio, Edisson Restrepo, David Montoya (Cristian Serna, 65′), Juan Felipe Aguirre; Mateo Muñoz, Sebastián López, Felipe Jaramillo; Jeisson Medina, Wilmar Cruz (Eliécer Espinosa, 40′), John Henry Sánchez. DT: Juan Carlos Álvarez.

Boyacá Chicó: José H. Escobar; Jordy Monroy, José Mosquera, Carlos Díaz, Deiver Hinojosa (Juan Díaz, 46′); Yilber Tovar, Felipe Ponce, Moisés Riascos (Michel Vásquez, 52′), Miguel Barreto; Santiago Arango (Mateo Palacios, 46′), Diego Valdez. DT: John Jaime Gómez.

Árbitro: Andrés Rojas Noguera. Amonestó a Aguirre, Cruz y Medina por Leones, y a C. Díaz, Riascos, Valdez, J. Díaz y Vásquez por Chicó.

Incidencias: juego de vuelta de la final del Torneo Águila 2017, jugado en el estadio Metropolitano Ciudad de Itaguí, en Antioquia, ante unas 5.000 personas.