Festejan a Ignacio Allende en San Miguel con Ejército Méxicano

0
354
El recinto que fungió como presidencia municipal hace algunos años, estaba rodeado por integrantes de la milicia mexicana, vehículos del ejército, la fuerza aérea, y unidades de policía municipal.
El recinto que fungió como presidencia municipal hace algunos años, estaba rodeado por integrantes de la milicia mexicana, vehículos del ejército, la fuerza aérea, y unidades de policía municipal.
El recinto que fungió como presidencia municipal hace algunos años, estaba rodeado por integrantes de la milicia mexicana, vehículos del ejército, la fuerza aérea, y unidades de policía municipal.

San Miguel de Allende, Gto.- Eran las 10:30 de la mañana y en el ex palacio municipal ubicado justo enfrente de la Parroquia de San Miguel de Allende, elementos del Ejército Mexicano colocaban en la azotea aparatos de medición de humedad, viento y temperatura, para el sobrevuelo de 4 aviones Pilatos-PC7, como parte del desfile conmemorativo del Natalicio de Ignacio Allende Inzunza.

El recinto que fungió como presidencia municipal hace algunos años, estaba rodeado por integrantes de la milicia mexicana, vehículos del ejército, la fuerza aérea, y unidades de policía municipal.

La calle canal, que está justo en el jardín principal ya estaba totalmente acordonada por vallas y elementos de policía municipal, las gradas comenzaban a llenarse de algunos sanmiguelenses y personas de todo el mundo que se amotinaron para presenciar lo que sería un magnífico desfile.

Cerca de las 11:30 de la mañana, arribó la comitiva de honor escoltada por el ejército y conformada por el Alcalde Ricardo Villarreal García, el general de la 16ª zona militar de Sarabia Arturo Velázquez Bravo y representantes y miembros de La Fuerza Aérea de Jalisco.

Cerca de 10 minutos después y al unísono del repique de las 4 campanas de la Parroquia, el Alcalde, el general Velázquez, representantes de las Fuerzas Armadas de diversas zonas militares salieron al balcón de la antigua presidencia en un fondo de aplausos, repiques parroquiales, y trompetas a corte marcial a punto de iniciar los Honores A La Bandera de México.

Al momento en que por todo el primer cuadro de San Miguel de Allende se escucharan los honores a la bandera, las escoltas de todas las escuelas de educación básica marcharon frente a las autoridades.

Poco después un soldado, en protocolo, solicitó autorización al General de la 16ª zona militar para el inicio del desfile por parte del ejército, una vez que el jerarca militar autorizó se vieron soldados con tambores, trompetas y boinas entonando una tradicional pieza.

Justo detrás continuaba la marcha de soldados, entre ellos el comando de infantería quienes a pie y con cada uno de sus movimientos coordinados, marchaban con arma larga y haciendo un saludo a los miembros del comité de honor.

Después comenzaron a pasar vehículos del ejército mexicano con soldados a bordo, los más impactantes fueron el comando de artillería cuyos vehículos tenían armas del tamaño de la camioneta y que sin duda causó sorpresa en los asistentes quienes aplaudieron inmediatamente.

Después marchó por el frente el comando de blindaje, cuyas unidades son tanques conducidos por experimentados soldados; la gente también ovacionó su paso por las gradas con aplausos.

Casi al final se escuchó un sonido ajeno a la tierra, y es que de entre los cerros surcaban el viento 4 aviones Pilatos-PC7, que se exhibían con un vuelo perfecto, en movimientos y despliegues.

Al final en el último vuelo de los aviones PC7, hicieron una transmisión desde el aire que se reprodujo en las bocinas de todo el desfile; razón que provocó los aplausos más efusivos de los asistentes.