Hoy se cumplen 49 años del último concierto de The Beatles

0
17

31 de enero del 2018.- The Beatles, el cuarteto que cambió el rumbo de la música en lo años 60 y que vendió millones de discos, hizo llorar a tus padres y que hizo que hasta tus tías se enamoraron de la rebeldía de John Lennon o la freses de Paul McCartney.

Pero aunque lo nieguen, a todos les hubiera encantado verlos en vivo alguna vez. Si solo cuando viene ‘Macca’ o Ringo Starr a México, los boletos se agotan en horas, ¿imaginen al Fab Four llenando un Foro Sol? Esto nunca pasará, por eso mejor recordemos que el 30 de enero de 1969, el Cuarteto de Liverpool dio su última “tocada” en vivo en las oficinas de Apple en Londres, el cual para nuestra fortuna, quedó filmado por Michael Lindsay-Hogg, en un documental que tiene algunas joyitas.

Para este momento, los cuatro ya estaban agarrados del chongo, cada quien jalaba para donde le diera la gana, algunos ya tenían discos de solista como George Harrison, que había grabado Wonderwall (sí, como la canción de Oasis) y anunció su separación de la banda en medio de las grabaciones de “Get Back” a la cual después se llamó “Let It Be”. Todo era un caos, Lennon se burlaba de la decisión de George pero fue ‘Macca’ quien convenció a George de continuar y dar un último concierto.

Al principio la locación fue un problema. Habían ideas deisparatadas de tocar en un barco, un hospital, un campo de fresas, una pirámide pero al final, no se sabe si por lo laborioso de trasladar el equipo que utilizaban, se subieron a la azotea de sus estudios y comenzaron a tocar de forma “improvisada” para llamar la atención de cientos de londinenses en medio del frío.

La canciones que cantaron fueron “Get Back” (tres veces), “Dont Let Me Down” (dos veces), “I’ve Got A Feeling” (dos veces), “One After 909” y “Dig A Pony”, algunas de las versiones se encuentran solo en Bootlegs y un par en el documental Let it Be, el cual trae la versión casi completa de “Dig It”, la convivencia entre ellos y algunos de sus pequeños, Yoko Ono también sale bailando con Lennon y hasta ganó un Óscar en la categoría a Mejor Banda Sonora en 1970. Pero esa es otra historia.

Apenas duró 42 minutos la sesión hasta que el espectáculo fue interrumpido por agentes de Scotland Yard, quienes subieron a la azotea y ordenaron detener el concierto mientras The Beatles y el personal lucían confundidos y hasta se les hizo un detalle curioso que se hallan tomado la molestia de aparecer en lo que sería el último concierto del cuarteto.

“Me gustaría dar las gracias en nombre del grupo y cada uno nosotros y espero que hayamos pasado la audición”,aseguró en forma de despedida John Lennon al dirigirse hacia los gendarmes.

Por esto y mucho más, es que recordamos este enorme momento de The Beatles en la azotea:

Y si no has visto el documental, puedes verlo dando click aquí.

Con información de Sopitas