Identifican en Guanajuato red de distribución y venta de cigarros ilegales por internet

0
187

 

En flagrante violación a la Ley General para el Control del Tabaco y otras disposiciones de índole fiscal y sanitario, organizaciones criminales con presencia en distintos estados de la República, como Guanajuato, comercializan en internet cigarros de contrabando con un costo de hasta 10 pesos la cajetilla, alertó la Alianza Contra Productos Ilegales.

La organización, conformada por empresas, autoridades y organizaciones en favor de la legalidad, informó que a través de distintos perfiles de la red social Facebook, diversas organizaciones distribuyen y venden en Guanajuato cigarros de marcas que han sido identificadas como ilegales por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), por no cumplir con normas sanitarias ni el pago de impuestos.

En total ilegalidad, los administradores de los perfiles colocan fotografías de los productos que comercializan y además interactúan con consumidores, a quienes le ofrecen servicios de entrega a domicilio en cualquier parte de Guanajuato o incluso de la República.

Entre los perfiles que utilizan las organizaciones criminales se encuentran “Cigarros Económicos, León, GTO” y “Cigarro Económico solo para León”, en donde comercializan marcas ilegales como Sheriff, Force Smooth, Jaisalmer, Minster, Rich, GT One, Park, Marshall, Roma, Gold Seal, Seneca, Fugitivo, Forastero, Elegante, Safari, Golden Deer, D & J, Caesar Park, Gentori, Roma, Indy, Elephant y Modern, a un precio promedio de 100 pesos el paquete de 10 cajetillas.

De esta manera, el precio de esos cigarros ilegales oscila en 10 pesos por cajetilla, mientras que el de un producto legal alcanza los 35 pesos por la pesada carga fiscal que les aplica: de los 20 cigarros que incluye el paquete, 14 cubren el costo de los impuestos.

Al respecto, cabe señalar que la Ley General para el Control del Tabaco, en su Artículo 16, Fracción IV, establece que “se prohíbe comercializar, vender o distribuir al consumidor final cualquier producto del tabaco por teléfono, correo, internet o cualquier otro medio de comunicación”.

Asimismo, los cigarros que se comercializan en esos perfiles no cumplen con la portación de los pictogramas que obliga la Ley General para el Control del Tabaco y que si incluyen las cajetillas legales, lo que representa altos costos de producción para las empresas.

De esta manera, dichos productos ilegales acumulan una serie de infracciones fiscales y sanitarias, en detrimento de la economía del país y de quienes los consumen, pues la COFEPRIS, a través de su última alerta sanitaria, advirtió que “los cigarros ilegales constituyen un riesgo a la salud de la población, ya que puede tratarse de producto falsificado, adulterado o incluso, elaborados con ingredientes desconocidos, lo que incrementa la posibilidad de contener compuestos químicos potencialmente tóxicos y distintos a la planta del tabaco”.

Por lo anterior, la Alianza destacó la necesidad de intensificar el combate en contra de la venta y distribución del cigarro de contrabando en Guanajuato, pues ahora, además de comercializarse en tianguis, ambulantes y comercios establecidos, también se distribuye por internet, representando un alto riesgo por el acceso al que tienen niños a la red.

Al respecto, cabe destacar que actualmente el 42 por ciento de los comercios en todo Guanajuato venden cigarros ilegales, los cuales que habrían ingresado a México por la frontera de Belice vía contrabando, proveniente de países como Paraguay, Estados Unidos y Vietnam.

La Alianza Contra los Productos Ilegales es la suma de voluntades de instituciones públicas y empresariales en contra de la producción y comercialización de productos ilícitos en el país.

www.alianzacontraproductosilegales.mx