IROHA, Diálogos en el arte Japón-México, es una muestra espectacular: MMM

0
2

León, Gto. 03 de diciembre 2017.- IROHA, Diálogos en el arte Japón-México, es una muestra espectacular, la cual está abierta a los guanajuatenses y turistas en el Museo de Arte e Historia de Guanajuato, señaló el Gobernador, Miguel Márquez Márquez.

El Mandatario en compañía de los integrantes del Consejo Directivo del Forum Cultual Guanajuato, realizaron un recorrido por la exposición temporal que reúne más de 300 piezas de arte mexicanas y japonesas de diversas épocas como testimonio de la estrecha relación que estas dos culturas han tenido a lo largo de cinco siglos, desde su primer contacto oficial en 1613.

“Es una muestra increíble, remontarse a siglos de historia, costumbres y tradición de Japón; hoy la tenemos aquí, en la ciudad de León, en el Museo de Arte e Historia, del cual nos sentimos orgullosos del trabajo que se está haciendo en este lugar”, expresó Márquez Márquez.

El Gobernador invitó a los guanajuatenses, y a los turistas nacionales como extranjeros, en especial a la comunidad japonesa, a que visiten la exposición IROHA.

“Aquí, se van a sentir como en casa”, agregó el Mandatario quien resaltó la reunión que sostuvo con los integrantes del Consejo Directivo del Forum Cultural Guanajuato.

Con motivo de los 120 años de la Migración Enomoto, la primera gran oleada de migración japonesa a México. El Forum Cultural Guanajuato a través del Museo de Arte e Historia de Guanajuato y en colaboración con el Museo Franz Mayer, la Comunidad Japonesa en México, la Embajada de Japón y la Asociación México-Japonesa presentan esta exposición, abierta al público hasta el 25 de febrero de 2018.

La Migración Enomoto fue impulsada por el vizconde Takeaki Enomoto y el gobierno de Porfirio Díaz, a finales del siglo XIX, retomando la primera embajada japonesa en la época de Hasekura.

La Colonia Enomoto, establecida en Chiapas en 1897, sentó las bases para la migración japonesa en México y toda América Latina.

Iroha es un poema escrito por un monje japonés en la era Heian (794-1185 d.C), el cual utiliza una sola vez cada uno de los kanas (o sílabas) del idioma japonés. Se dice que de este poema se desprendió el silabario utilizado en la escritura japonesa.

La exposición se divide en cuatro secciones: “El primer samurái en México”, la cual reflexiona sobre el guerrero japonés, con piezas que comprenden desde al año 1100 hasta el 2000 d.C., entre armaduras, espadas de samurái, máscaras, cascos, novelas gráficas antiguas, pergaminos, figurillas de marfil y madera.

En “Paralelismos” se muestran objetos de diferentes épocas y que refieren los encuentros entre la cultura mexicana y la japonesa, además de recrear la ambientación de una ceremonia del té.

La sección “Migración Enomoto y las oleadas siguientes” concentra mobiliario, objetos utilitarios, revistas, cuentos infantiles de finales del siglo XIX y principios del XX, con algunos relatos de migrantes. Por último, en las “Colecciones de la Asociación México-Japón y la embajada de Japón en México”, se remarca la importancia de estas dos instituciones a través de la obra de artistas del siglo XX como Luiz Nishizawa y Shinzaburo Takeda, entre otros.