January 19, 2017
You can use WP menu builder to build menus

Dip. Fed. Bárbara Botello Santibáñez

Dip. Fed. Bárbara Botello Santibáñez

 

Por: Dip. Fed. Bárbara Botello

 

Pasar del 65 al 85 por cierto en la cobertura del Sistema Integrado de Transporte (SIT) de León, es decir, un incremento de mil viajes más cada día, requirió un esfuerzo de varias administraciones. Detrás de este logro hay años de planeación y un gran esfuerzo en la gestión de recursos para poder hacerlo una realidad.

Con algunos tropiezos logísticos, naturales en un proyecto de esta envergadura, el sábado arrancó la tercera etapa del SIT. Esta nueva fase ayuda a la movilidad del oriente al centro y sur de la ciudad; incluye dos estaciones de transferencia (Maravillas y Timoteo Lozano), siete nuevos paraderos, y dos nuevos corredores troncales en el bulevar Francisco Villa.

Podemos decir que la espera valió la pena. Pero también hay que rescatar una gran lección: los proyectos de ciudad deben estar por encima de cualquier interés partidista. Como políticos nos debemos a la ciudadanía, son nuestra razón de ser, y estamos obligados a cumplirles.

El tiempo, al final de cuentas, pone a cada quien en su lugar. La historia del SIT es muestra de ello.

Hay que reconocer, primero, la visión del ex alcalde y hoy síndico, Luis Ernesto Ayala Torres, para iniciar con este gran proyecto. En septiembre de 2003 nació el SIT, enfrentando algunos reclamos sociales, pero con la convicción de que el bien mayor era para la ciudadanía.

No volvimos a tener noticias de este proyecto después de la administración de Luis Ernesto Ayala hasta la administración de Ricardo Sheffield, cuando en agosto de 2010 se inauguró la segunda etapa del SIT.

Tampoco podemos decir que las gestiones de Ricardo Alaniz y Vicente Guerrero (qepd) fueron tiempo perdido para este gran proyecto, seguramente alguna planeación hicieron, pero también estoy convencida de que en esos años se pudo haber logrado más.

Lo sé porque en mi gestión como alcaldesa (2012-2015), apoyada con un gran equipo, logramos gestionar los recursos suficientes para otras dos fases del SIT, y colocar la primera piedra de la tercera etapa. Para ello fue fundamental el apoyo decidido del presidente Enrique Peña Nieto y del entonces director de Banobras, Alfredo del Mazo Maza.

Me hubiera gustado concretar estas obras durante mi gestión, pero los proyectos tienen sus propios tiempos y acelerarlos en ocasiones puede resultar contraproducente.

Sin embargo, gracias a que la administración de Héctor López Santillana apostó a la continuidad de esta gran obra, hoy podemos celebrar, todos los leoneses, que nuestro sistema de transporte está creciendo y se perfila para ser uno de los mejores de América Latina.

Seguramente lograremos volver a ser un modelo en materia de transporte, siempre y cuando antepongamos los intereses de los leoneses por encima de los partidistas.

¡Nos leemos la próxima semana!.

Comments are closed.