Mató a cuchillazos a su abuelita para robarle

0
105

Juventino Rosas, Gto. 13 de mayo de 2017.- En una salida alternativa aprobada por el Juez, inculpado por feminicidio aceptó haber privado de la vida a su abuelita de 72 años, en un domicilio de la comunidad de Franco de Tavera, por lo cual se le impuso pena privativa de libertad de 23 años y 6 meses por este delito.

El inculpado aceptó ser juzgado bajo juicio abreviado, lo cual permitió acelerar el proceso penal y acortar el procedimiento, dado que existen pruebas contundentes de la responsabilidad del indiciado en los delitos que se le imputan.

En la audiencia de juicio oral 1P1815-11, celebrada en la ciudad de Cortazar, la defensa del inculpado solicitó el desahogo de su proceso bajo la figura del juicio abreviado, por lo que el Juez impuso sentencia condenatoria por feminicidio de 23 años, 6 meses de prisión y multa a favor del Fondo de Víctimas, con negativa de beneficios para el sentenciado.

El indiciado, RIGOBERTO “N”, revela el expediente, vivía en compañía de su abuelita María Olga Navarrete Alvarado en un domicilio de la comunidad Franco de Tavera, de este municipio.

El día 21 de junio de 2015, al filo de las 13:30 horas, la PGJE recibió un reporte en el que se informaba de la existencia de un cadáver de sexo femenino, localizado en el interior de una la finca en Franco de Tavera, quien en forma posterior sería identificada como María Olga Navarrete Alvarado, de 72 años.

El cuerpo de la anciana presentaba herida producidas por objeto punzo cortante penetrantes de cuello, las que le ocasionaron la muerte. En el lugar, agentes de la División Científica de la PGJE, aseguraron un cuchillo de madera y hoja metálica, y forenses verificaron en laboratorio muestras obtenidas de las manos del cadáver, entre otras, que hicieron posible vincular al agresor como responsable de estos hechos.

RIGOBERTO fue detenido en la madrugada del 01 de julio de 2015, cuando pretendió introducirse a un domicilio. Al cotejar sus datos generales intentó engañar a la policía, al identificarse con otro nombre y ubicando su domicilio en la calle Juventino Rosas de la colonia Santa María de la ciudad de Celaya.

Al revisar su perfil genético y los resultados de las muestras biológicas recabadas, la PGJE identificó al indiciado como la persona que agredió y privó de la vida a la señora María Olga, con lo cual se acreditó su probable responsabilidad en estos hechos, ocurridos entre las 19:00 horas del 19 y las 07:00 horas del día 20 de junio de 2015.

La PGJE pudo demostrar que la intención de la agresión a la anciana fue el robarle dinero que guardaba entre sus ropas.

El Agente Especializado del Ministerio Público mostró evidencia que sustentó la acusación contra el detenido, además de describir los hechos atribuidos al inculpado, la clasificación jurídica, el grado de intervención, la pena y el monto de la reparación del daño, lo que fue aceptado por el Juez de Control, la defensa y el indiciado.

 

Redacción