Mató a su amigo por despertarlo y ofrecerle mezcal; hoy fue detenido

0
53

Por: Redacción 

San Miguel de Allende, Gto. 10 de septiembre de 2017.-  Efectivos de la Agencia de Investigación Criminal de la PGJE en trabajo de coordinación con la SSPE, detuvieron a un hombre bajo cargos de homicidio. En marzo de este año, el hoy detenido privó de la vida a su “amigo”, porque lo despertó para ofrecerle mezcal.

ADRIAN, de 32 años, vecino del fraccionamiento Ignacio Ramírez, fue detenido este día por agentes estatales, como inculpado en el delito de homicidio simple en agravio de quien en vida llevó el nombre de Jorge Luis, alias El Buho, bajo la Causa Penal 1P3417/2017-220.

La historia de este homicidio, asociado al consumo de alcohol en exceso, se remonta al 16 de marzo de 2017, ese día al filo de las 21:30 horas, el hoy occiso llegó a un inmueble en construcción ubicado en la avenida de Las Américas, en la colonia Ignacio Ramírez, frente a una ferretería muy conocida en la zona.

Jorge Luis arribó al sitio con una botella de mezcal, en la idea de convivir con sus conocidos, con quienes tenía amistad por relación de trabajo.

En el sitio se encontraban tres personas, entre ellos, el indiciado, quienes descansaban después de una jornada de trabajo.

El ofendido llegó y saludos a los presentes, a quienes invitó de su botella. Observó que ADRIAN dormitaba, pero consideró que también debía correrle la cortesía de invitarlo, por lo que se acercó al hoy detenido y lo despertó para ofrecerle el mezcal.

ADRIAN se levantó furioso y tomó molesto un cono de los utilizados para señales de tipo vial y se lo pone en la cabeza, lo tira al piso y comienza a golpearlo, le dio varias patadas en el cuerpo y en la cabeza hasta dejarlo inconsciente y ya lesionado, sin posibilidad alguna de defensa, tomó un block de cemento que se encontraba en el lugar y se lo dejó caer en la cabeza al hoy fallecido.

Jorge Luis ya no se levantó. Las lesiones provocadas cesaron sus signos vitales y en el lugar la policía encontró la botella de mezcal que había comprado para compartir con sus “amigos”.

Nadie lo defendió y todos callaron los hechos, hasta la intervención del agente especializado en homicidios, quien encontró evidencia de que estuvieron en la escena del crimen.

Elementos investigadores cumplimentaron la orden de aprehensión obsequiada por un Juez de Control, para detenerlo y ponerlo en prisión preventiva en espera de audiencia de vinculación a proceso.