Profesora UG rescata historia de espacio alternativo de arte en San Miguel de Allende

0
168

San Miguel A

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

María Eugenia Rabadán Villalpando, profesora del Departamento de Estudios Culturales de la División de Ciencias Sociales y Humanidades del Campus León de la Universidad de Guanajuato, estudia el archivo de un espacio independiente de arte, fundado por el artista alemán Michael Peter Boch en 1995, de lo cual se desprende investigación original sobre este episodio del arte en México.

 

María Rabadán, doctora en historia del arte, comentó que “en la década de los años noventa y principios de este siglo existió un espacio internacional independiente para las artes en San Miguel de Allende, en el cual expusieron su obra artistas de diversas partes del mundo y de diversas disciplinas”.

 

Este espacio denominado “El Salón” no ha sido investigado a falta de estudios en historia del arte en Guanajuato; el episodio tampoco ha sido incluido en investigaciones sobre espacios independientes comparables con este, como “la Panadería” (con la que tuvo alguna relación), “Salón dés Aztecas”, “Temístocles 44” o “la Quiñonera”; todos ellos recientos independientes que tuvieron su auge en la ciudad de México durante los años ochenta y noventa.

 

La importancia del espacio creado por Michael Peter Boch, explica Rabadán, “fue que atraía a artistas a nivel internacional, algunos de los cuales luego se presentaron en la Ciudad de México, revirtiendo parcialmente el estado de las cosas en donde la capital del país era el atractor principal de los artistas contemporáneos. Peter Young Ford, por ejemplo, expuso en San Miguel de Allende, artista norteamericano que participó en la comunidad del Judson Dance Theater de New York, espacio que vio nacer la danza posmoderna”.

 

Rotraut Klein Moquay es una artista notable que también expuso en San Miguel de Allende y quien fue el contacto entre Michael Peter Boch y María Eugenia Rabadán para hacerse del archivo, ahora en custodia de la Universidad de Guanajuato.

 

A través de este centro alternativo, Guanajuato estuvo colocado en el mapa del arte contemporáneo en México, “he encontrado varios proyectos que después fueron a la Ciudad de México, como la exposición de Marcos Kurtycz, que se presentó en el Museo Carrillo Gil”, dijo la académica del campus León.

 

Parte importante de este archivo es audiovisual y el original se encuentra en formato súper VHS, propio de su época. Michael Boch gestionó que la filmoteca de la Universidad Nacional Autónoma de México digitalizara parte importante de los eventos realizados “entre esos materiales se encuentran todas las exposiciones que hubo, por ejemplo, un evento de interés es un performance de Felipe Ehrenberg”, artista mexicano  notable desde la segunda mitad del siglo XX. El material es inédito.

 

Para Rabadán es importante investigar cómo subsiste esa comunidad de artistas, y comenta al respecto que “normalmente estos centros alternativos no trabajan con recursos, porque no establecen tantos compromisos. Recibió apoyo en especie, con proyectos que contribuyó el Instituto Goethe México, pero no mucho más.