¿Un nuevo terremoto en México?

0
133

Ciudad de México, 13 de septiembre del 2017.- El sismo de 8,2 grados de la semana previa fue sólo uno de una serie de grandes temblores que pueden registrarse en el país.

Investigadores piden no generar pánico e insisten en que no se puede predecir cuándo sucederá, pero el historial de las placas tectónicas enciende las alertas.

Aunque los científicos son claros al señalar que aún no es posible predecir un temblor y que no se trata de alarmar a la población, en México se registran grandes sismos de manera cíclica en distintas zonas.

En el país interactúan cinco placas tectónicas: la de Norteamérica, la placa de Cocos, placa del Pacífico, placa de Rivera y la placa del Caribe.

De éstas, dos tienen actividad importante: la placa de Cocos y la de Rivera. La primera fue la que se activó el jueves en la noche provocando daños en Oaxaca y Chiapas.

De registrarse el temido sismo con epicentro en Guerrero, el movimiento llegaría a la capital del país en 80 segundos. El del jueves no provocó daños mayores en la capital porque su epicentro fue en el estado de Chiapas, a una distancia aproximada de 1.000 kilómetros por lo que el impactó tardo 135 segundos en sentirse, de haber sido más cerca, el daño hubiera sido mayor.

El terremoto de 1985 tuvo como epicentro Guerrero y dejó en la capital un saldo aproximado de 20.000 muertos, daños por USD 8.000 millones y 250.000 personas sin hogar.