Y de pronto…. dos celayenses con Chivas en la final del fútbol mexicano!!!

0
93

Cuando el cuarto árbitro levantó el “cartón” de cambio al minuto 76 y se iluminó el número 19, se marcó un hecho histórico para el futbol celayense: la aparición de dos jugadores celayenses actuando al mismo tiempo en una final del futbol mexicano con el equipo de Chivas; Guillermo Martínez Ayala y José Juan “Gallo” Vázquez.

El originario de Roque inició el partido como titular, mientras que a Memo Martínez el director técnico Matías Almeyda le dio la orden de entrar de relevo en lugar de Edwin Sánchez, para tener su primera experiencia en una final del futbol mexicano.

“El Gallo” tiene  camino más amplio en la primera división donde ya se coronó como bicampeón con León, además de ser seleccionado nacional en el mundial de Brasil.

Memo, a sus 22 años, tuvo su primera aparición y en un escenario impresionante: un Volcán abarrotado.

Este joven jugador es de aquella camada de excelentes futbolistas del Instituto Chaurand que lograron muchos títulos nacionales e inclusive con participaciones internacionales. Tuvo de compañeros a Kevin Chaurand y Jorge Sánchez, entre otros.

Sobrino de Israel “Pato” Ayala, también celayense que jugó con Toros Neza al lado del brasileño Bebeto, curiosamente Memo debutó en primera división en el 2015 con Pachuca en un choque ante Chivas, equipo en el que actualmente juega.

Su paso por diferentes equipos y en especial su contundencia goleadora con Coras de Tepic en Liga de Ascenso, llamó la atención del argentino Matías Almeyda que ahora lo tiene en sus filas. Con el Rebaño Sagrado jugó dos partidos ligueros y cuatro de copa y por eso ahora es uno de los primeros cambios que realiza el “Pelao”.

El delantero celayense hizo su aparición con Chivas en duelo contra Xolos en enero pasado en jornada 3 substituyendo a Edwin Sánchez y volvió a aparecer en la jornada 10 ante Tigres.

Ahora está en la final a la espera de que para el partido de vuelta una vez más Matías Amleyda lo considere.

GRUPO INFORMATIVO ASI SUCEDE